los Funko Pop

¿Que son los Funko Pop? Historia de su origen

Con cabezas enormes, cuerpos diminutos y una dilatada gama de diseño de personajes irresistibles, los Funko Pop nos han enseñado que sentirse grande incluso cuando eres pequeño, también es muy “cool” y está totalmente permitido. Amados por muchos y despreciados por otros, estos muñecos son mucho más que una simple minifigura o una pequeña pieza de colección.

Si eres un coleccionista de los Funko Pop por tanto puedes considerarte parte integral de un fenómeno cultural de masas que no tiene frenos. En la última década, estos muñecos de vinilo se han consolidado como productos íconos, gracias a sus pequeñas reproducciones que encierran el imaginario colectivo en figuras de estilo deformado.

Desde celebridades del cine y de series de televisión, pasando por héroes de cómics y videojuegos hasta animes, hay una infinidad de personajes encerrados en tan solo 10 centímetros de vinilo redondeado para lucir en vuestras estanterías. Cada franquicia de hecho tiene su propia versión de Funko Pop: personajes de Marvel, Indiana Jones, Harry Potter, El señor de los anillos hasta viejas películas de culto.

Ahora ¿Qué son realmente? ¿Cómo se originó todo? ¿Por qué gustan tanto? Toda la información al desgranaremos en este artículo, de la mano de nuestro equipo de expertos.

¿Qué es un Funko Pop?

Los Funko Pop son una categoría de figuras de vinilo con características únicas que las hacen especiales. Además de medir unos diez centímetros en su mayor parte, tienen la particularidad de tener una cabeza enorme. Algunos modelos miden unos 15 centímetros. Es, incluso, esta categoría en los que encontramos las versiones utilizadas para la realización de personajes famosos.

Actualmente hay más de 6 mil Funko Pop y es realmente difícil encontrar una propiedad intelectual sin figuras relacionadas. Hay quienes por supuesto se resisten a este fenómeno: y no estamos hablando solo de quienes los odian y se burlan de ellos, sino de compañías como Nintendo que no ha caído en la tentación o de una estrella como Tom Cruise que nunca ha dado permiso a la reproducción de su imagen.

En definitiva, ya sea que se amen o se odien, hay que decir que la historia de estos muñecos es bastante emblemática. Sobre todo porque representan el despeje de la cultura nerd, antes considerada un nicho, en la cultura de masas.

La historia de los Funko Pop

La historia de las figuras Funko Pop comenzó en Estados Unidos en 1978 con la creación de la marca Funko por Mike Becker. Cuando fundó su empresa en Seattle, el empresario tenía como objetivo hacer que su compañía se especializara en juguetes coleccionables.

Luego inventa las famosas muñecas Bobble Head que tienen un breve éxito antes de volverse obsoletas. Pero no fue hasta 2005 con la adquisición de la marca Funko por parte de Brian Mariotti que la idea de poner figuras Funko Pop en el mercado toma forma, apareciendo finalmente en la palestra a partir de 2012.

El éxito comercial no tardó en llegar con este nuevo concepto, que se basa en personajes adorados por el público. La ventaja añadida de precios muy asequibles también ha contribuido a atraer a un mayor número de consumidores.

¿Por qué son un éxito?

Con la proliferación de los Funko Pop varias tiendas especializadas en la venta de estas figuras abrieron en Estados Unidos y en muchos otros países posteriormente. España es incluso uno de los países en los que es posible encontrar comerciantes que venden estos objetos tan preciados.

Hay que decir que Internet también es una herramienta que ha contribuido en gran medida a la democratización de las figuras Funko Pop en los últimos años en Europa y en el resto del mundo. Si actualmente los distintos modelos disponibles en el mercado se pueden adquirir en la mayoría de los casos por un precio medio que ronda los 15 euros, no es raro ver versiones producidas en edición limitada. En estos casos, los precios lógicamente pueden ser superiores a los que se suelen aplicar.

El éxito de los Funko Pop también se debe a otro factor: el meticuloso trabajo de diseño detrás de cada personaje. Evidentemente, detrás de este fenómeno hay figuras emblemáticas como el encanto del modelo “chibi” japonés que ha cautivado a millones de personas, con su cabezota y ojos desproporcionados.

Figuras que deberías adquirir

Si bien existe una infinidad de muñecos Funko Pop, en Jugamos.Tienda creemos que hay algunas reproducciones que merecen un lugar indiscutible en alguna parte de nuestra habitación, como por ejemplo:

  • Stuart de Big Bang Theory: Quienes odian a los Pops los encuentran todos iguales y sin personalidad, pero un verdadero coleccionista puede quedarse perplejo por la apariencia de alguna figura en específica. Este es el caso del Funko Pop de Stuart de la famosa serie Big Bang Theory, cuyos detalles evocan graciosamente al personaje de referencia.
  • Batwoman: El Funko Pop de Batwoman fortalece aún más la relación que muchos tienen con el universo de DC Comics. Sin olvidar que refleja un gran trabajo detrás del packaging, por sus ventanas ilustradas.
  • Jasmine de Aladdin: Todo verdadero entusiasta del cine tiene su personaje favorito de Disney, y aunque Jasmine no sea uno de los más preferidos, su versión Funko Pop sí que ha logrado cautivar a los coleccionistas de personajes de esta franquicia.

El caso es que ha nacido un verdadero mercado en torno a los Funko Pop, y con él, reglas precisas sobre la cantidad, la categoría y la rareza de una figura. Algunos coleccionistas también guardan estas figuras en su caja original para no arriesgarse a perder valor por estas pequeñas joyas.

Conclusiones

Dado que estas figuras representan a todos vuestros personajes favoritos, ya sea manga, Disney, película o incluso programa de televisión, podemos comprender el entusiasmo de todos frente al fenómeno de los Funko Pop.

Curiosamente, todo empezó con un entusiasta nostálgico y acabó en manos de millones de fans, unidos por la misma pasión, que obviamente no es solo la de las minifiguras de vinilo, sino de todos los mundos que representan. Desde cómics, videojuegos, historias y personajes que respetamos, e incluso son tan importantes que de vez en cuando nos gusta verlos encerrados en 9 centímetros de vinilo.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top
× ¿Puedo ayudarte?